Google+

20.10.09

Conservación. The Cove

Como todos los años, entre Octubre y Marzo, se inicia uno de los “espectáculos” mas sangrientos y criminales, autorizado por el gobierno Japonés. Al sur de este país, alrededor de 20,000 y 40,000 delfines son sacrificados.

Los argumentos oficiales dicen que es una forma de preservar sus recursos marinos, ya que la gran cantidad de delfines tendrán que alimentarse de los ya escasos peces del mar japonés. Los pescadores también defienden su actividad agregando que es una práctica milenaria. También en otros lugares se han visto estas matanzas, como en las islas Feroe, en Dinamarca. Sin embargo, los delfines no son los únicos mamíferos en peligro. Sin bien existe una prohibición de caza de ballenas desde 1986, alrededor de 1200 de estos animales son cazados en las aguas del Pacífico y del Ártico. En Japón, esta práctica es legal por motivos culturales y razones supuestamente científicas.
La carne del delfín se ha venido comercializando como sustituto a la de ballena, y desgraciadamente esta práctica se encuentra en aumento. El alza en los precios de la carne de delfín ha estimulado su pesca, incluso en zonas de Japón donde casi se había abandonado. La mayoría de estos mamíferos son atrapados con arpones en alta mar, sobre todo en el Océano Pacífico.
Los barcos o botes pesqueros los rodean y los empujan hacia la orilla, una vez allí los arponean. El método utilizado para matar a los delfines consiste en dejarlos desangrar después de hacerles la herida, lo que les provoca una larga agonía.


Las acciones de denuncia de voluntarios temerarios como Sea Sheperd Conservation Society, Greenpeace, los centros de conservación cetácea y Chilenos por la defensa de las ballenas, son un eslabón importante para crear una presión a nivel internacional, a través de investigaciones y divulgación de información. Así se llegó a crear el día Mundial de las ballenas, el 25 de Septiembre, en la cual numerosas ONG (Organizaciones no Gubernamentales) realizan acciones de protesta por estas terribles y crueles actividades.

El documental llamado "The Cove" muestra cómo pescadores japoneses atraen a miles de delfines salvajes hacia una caleta secreta de un pueblo en Japón, llamada Taiji, donde serían capturados para ser utilizados en zoológicos o como alimento.
Esta película sigue a un grupo de activistas, incluyendo al ex entrenador de delfines de la clásica serie de televisión "Flipper", Ric O'Barry, que gracias a un arriesgado trabajo de espionaje pudieron dar vida a este filme y así intentar comunicar al mundo la cruel realidad que se pretende encubrir en el pequeño pueblo. Se muestra además el apoyo que organizaciones mafiosas prestan a los pescadores de Tajii. Zarpan cuando cae el sol para dar caza a estas bellas y sociables criaturas. Sus actos son tan horrendos que hasta ellos mismos procuran no ser vistos por nadie y mantienen su “negocio” en silencio.
El documental es interesante y llamativo, no sólo por el tema y la forma, sino porque exhibe la falta de responsabilidad gubernamental en lo relativo a la fauna, pese a tantas organizaciones y esfuerzos internacionales.



En Youtube hay videos realmente crueles sobre este tema, he preferido no poner ninguno porque siento verguenza, que nosotros, SERES HUMANOS, podamos llegar a éstos extremos...

No hay comentarios: