Google+

25.10.09

Perlas de Internet. Bluetooth, una tecnología con nombre de rey.


Fundamentalmente, el Bluetooth vendría a ser el nombre común de la especificación industrial IEEE 802.15.1, que define un estándar global de comunicación inalámbrica que posibilita la transmisión de voz y datos entre diferentes dispositivos mediante un enlace por radiofrecuencia segura, globalmente y sin licencia de corto rango.
En el año 1994, la compañía Ericsson inició diversas investigaciones con el objetivo expreso de estudiar la viabilidad de la existencia de una nueva interfaz (de bajo consumo y costo), entre diversos aparatos, entre ellos, teléfonos móviles u otros dispositivos.
Con todo ello, en el año 1999 se creó el SIG de Bluetooth (Special Interest Group), que consistía, en sí, en la “unión” de diversas empresas (entre ellas, Ericsson, Intel, Nokia, Toshiba e IBM), e incorporándose meses después otras tantas (como Microsoft, 3COM, Motorola y Lucent).
Historia del Bluetooth
El nombre viene de Harald Bluetooth, un Vikingo y rey de Dinamarca a de los años 940 a 981, fue reconocido por su capacidad de ayudar a la gente a comunicarse. Durante su reinado unió Dinamarca y Noruega.

A principios del siglo X los vikingos dominaban el norte de Europa estableciendo reinos gobernados por clanes familiares con un rey al frente. Del rey Gorm ‘El Viejo’ y su mujer Thyre, que gobernaban sobre Dinamarca, nació Harald que se convirtió en rey al suceder a su padre.
Este hecho fue el primer caso conocido de un rey escandinavo que traspasaba el poder a su hijo, ya que anteriormente a la muerte de un rey, otros grandes hombres luchaban entre sí por el poder. Su nombre fue pronto conocido en toda Escandinavia y se convirtió en un importante personaje del norte de Europa. Harald no era el prototipo de hombre nórdico, la gente le llamaba ‘Blatand’, ‘Bla’ por su piel morena y pelo oscuro, y ‘tand’ que significa gran hombre.
Al traducirlo al inglés, ‘Blatand’ se interpretó como Bluetooth (diente azul), aunque también cuentan que ese nombre se le atribuyó por haber padecido la eritroblatosis fetal, enfermedad que habría hecho que alguno de sus dientes tuviera un color azulado.
Once siglos después, la compañía Ericsson puso el nombre de Bluetooth a una nueva tecnología en memoria de Harald, que unificó Dinamarca y Noruega poniendo fin a la era vikinga. El gran hito de Harald fue la conversión al cristianismo de esos países nórdicos.
En el año 960, el rey Harald recibió la visita de un sacerdote enviado por el pueblo germano para convencerle de que únicamente existía un sólo Dios que vivía en los cielos y era cristiano y no nueve como creían los vikingos.

Harald ‘Blatand’ desconfió del sacerdote y le dijo que si ese Dios existía podría protegerle cuando él le pusiera un hierro al rojo en la mano. Milagrosamente el sacerdote no sufrió daño alguno y desde ese instante Harald fue bautizado y convertido al cristianismo, obligando a todo su reino a abrazar la fe cristiana.
La mayoría de los súbditos no abandonaron sus anteriores creencias. Harald Bluetooth murió en torno al año 986, presumiblemente a manos de su hijo Svend Estridsen, que conquistaría Inglaterra en el año 1013.
En el inicio del año 2000, el ‘Bluetooth Special Interest Group (SIG)’, formado por importantes empresas  lanzó un logotipo que juega con la «H» y la «B», las iniciales del rey Harald Bluetooth.

No hay comentarios: