Google+

9.11.09

Vela. Transat Jacques Vabre 2009. La función a comenzado




Después de una primera noche con una navegación rápida que a los marineros les ha permitido escapar de las trampas del Canal, la flota ha encontrado un sistema de altas presiónes. Pero la vista está en los próximos días, en donde dos depresiones sucesivas pueden sacudirles duro. ¿Cómo escapar de la trampa con la ruta del sur  bloqueada?.
En Cherburgo, Yves Le Blevec y Jean Le Cam reparan su trimarán, aunque hay dudas sobre si lo conseguirán y mantener alguna opción.
Vamos a ver a la flota en el camino hacia Puerto Limón, con la situación meteorológica para los próximos días que va a parecer un camino de penitencia con vientos contrarios y mar gruesa.  Con este panorama, las ventajas que se obtienen ahora, son importantes, Michel Desjoyeaux y Jérémie Beyou (Foncia) no han perdido su espíritu de lucha, progresan hacia los puestos de avanzada junto a  Kito Pavant y François Gabart (Groupe Bel) y el dúo Arnaud Boissières - Vincent Riou (Akena Verandas), las diferencias entre los monocascos no son realmente importantes.  Charles Caudrelier tras  Marc Guillemot (Safran), mientras tanto,  Verdier - VPLP se limitó a declarar previamente que el placer de una primera noche en el mar, sería suficiente premio.



Mike Golding (Mike Golding Yacht Racing), ordeno algunos retoques tácticos a sus pilotos, sin embargo, siguió mostrando un cierto optimismo y la felicidad de estar en la competición ... "mentalmente, cada uno trata de reunir la fuerza necesaria los tiempos difíciles, en estos momentos, un descanso reparador y una comida caliente son más útiles para el alma que pensar en llegar a la meta".


Para los Multi50, la situación no es mejor. El accidente ocurrido a Yves Le Blevec y Jean Le Cam ha venido a recordar a toda la flota que el límite de un multicasco no puede superar determinados umbrales.

Victorien Erussard  (Guyader pour Urgence Climatique) reconoció haber levantado el pie desde el comienzo de la noche, con un mar caótico, la decisión, reforzada por el accidente ocurrido y la ausencia de motivos de que hubo cualquier conducta imprudente por parte de la tripulación.
En el momento del suceso, en palabras de Jean Le Cam, la velocidad era de veinte nudos, estaban a favor del viento cuando su trimarán se detuvo bruscamente en la parte inferior de la ola, subió verticalmente en unos segundos... y ... un vuelco brutal, inexplicable. La proa del barco indica que pudo chocar con un objeto flotante no identificado.


Al llegar a Cherburgo en el bote de remolque con el mástil Goury milagrosamente intacto, los dos marineros destacarón la extraordinaria profesionalidad de los salvavidas voluntarios que vinieron a su rescate.

Es un duro golpe para el desarrollo de esta clase, que Franck-Yves Escoffier, el capitán de Crepes Whoa!, en contacto con la radio de chat esta mañana, no vio motivos de alegria enla eliminación prematura de uno de sus competidores más peligrosos, sino todo lo contrario, para Alain Maignan y Nicole Harel, fue también una mala noticia.






No hay comentarios: