Google+

26.2.10

Conservación. Una Isla de basura

El asunto, aunque no es nuevo, vuelve a ser noticia. ¿Somos tan irresponsables que no nos damos cuenta de lo que significa? ¿La sociedad actual tiene idea de lo que puede llegar a ser? ¿No somos capaces de legar a nuestros hijos un planeta con futuro?... 

Podíamos seguir haciéndonos preguntas como éstas  eternamente y la respuesta siempre sería la misma. Muy diferente es la cuestión si se trata de algo que vemos, olemos y sufrimos en carne propia, si vemos bolsas de basura en nuestra puerta, las olemos y las sufrimos , ¡ahí si somos exigentes,! no queremos tenerlo en nuestras puertas.
Por desgracia, una vez que lo retiran y respiramos aliviados, ignoramos donde van, mucha de la basura que no queremos en nuestra puerta acaba en el Mar. Nuestro problema se acaba porque ya no lo sufrimos... El tremendo error es que no desaparece.


Un equipo científico identifica una nueva 'isla de basura' en el Atlántico
 En la zona, situada al norte del Caribe, es fácil encontrar restos flotantes de plástico. Investigadores estadounidenses aseguran que una vasta región del Atlántico septentrional, al norte del Caribe, presenta una concentración de suciedad flotante similar a la de la conocida como isla o vórtice de basura del Pacífico.
En la zona, de límites muy imprecisos, es posible detectar innumerables plásticos flotando, aunque advierten de que no se trata de una mancha que tapiza la superficie, sino siempre de restos muy dispersos.

La investigadora Karen Lavander, de la asociación SEA (Sea Education Association), ha anunciado los resultados de un largo estudio realizado en una reunión sobre ciencias oceánicas que se celebra en Portland (Oregón, EEUU).

Dos décadas contando residuos
Las campañas oceanográficas, coordinadas por SEA, la Institución Woods Hole y la Universidad de Hawai, se han desarrollado desde 1988 y han permitido recoger 64.000 pequeños trozos de plástico. La región con mayor concentración, con el 80% del total de materiales recogidos, se encuentra entre los 22 y los 38 grados de latitud norte, supuestamente porque hasta allí las llevan las corrientes oceánicas.
Los desechos, que se capturan mediante redes superficiales, han sido fundamentalmente residuos cotidianos de plástico, como trozos de envases y de bolsas, así como útiles pesqueros. Durante dos décadas, los investigadores han realizado 6.100 arrastres en diversas zonas del Caribe y el Atlántico Norte, y en más de la mitad han aparecido restos flotantes de plástico.

 La mayoría de las piezas son generalmente muy pequeñas, menos de un centímetro de diámetro. “Hemos encontrado una región donde estos restos parecen concentrarse y se mantienen durante prolongados periodos de tiempo", ha explicado Lavender en una entrevista con la BBC. En la zona más afectada se pueden localizar hasta 200.000 piezas de desechos por kilómetro cuadrado, "comparable a las zonas de mayor densidad en el vórtice del Pacífico”, ha añadido Lavender.

Nueva campaña el próximo verano
El próximo junio, SEA y la Institución Woods Hole efectuarán una misión oceanográfica para intentar definir la zona más afectada, por qué se concentran allí los residuos y comprobar si hay afectaciones para la fauna.

En el Pacífico existe una gran isla repleta de basura, al parecer esta región, de origen aún desconocido, contiene una gran cantidad de residuos flotantes.
Hay que hallar esta isla basura del Pacífico para analizar bien la zona de campo, definir sus dimensiones, para luego establecer medidas de control y eliminación de estos residuos. El problema es que hasta ahora no se había localizado este gran vórtice porque ni aparece en los satélites, ni en los radares ni en los buques mercantes que están cerca de allí.
Los expertos aseguran que es fácil saber de dónde proceden estos desechos que residen en el Pacífico, tales como botellas, envases, frascos, aparatos electrónicos, etc., pero lo difícil es explicar por qué están donde están.

Los residuos de esta gran isla basura lógicamente proceden de las actividades humanas en tierras continentales, lo que ocurre es que debido a las corrientes oceánicas circulares del Pacífico acaban en esta zona sin salida.
La información más fiable de los investigadores, aunque no del todo concluyente, es que hay más residuos flotantes procedentes del oeste, de Asia, que del este, América. Además que los desechos que son más grandes se pueden observar desde un barco y son pocos. La mayoría de estos residuos de la isla basura no llegan ni a un centímetro, pero en total puede haber seis millones de toneladas. Ahí es nada.
Y todo ello contando con que esta basura que flota en esa zona del Pacífico puede causar daños sobre la vida marina o incluso pueden transportar pesticidas u otras partículas contaminantes.


El sub-giro del Pacífico Norte tropical cubre una gran área del Pacífico en la que el agua circula en sentido horario en una espiral lenta. Los vientos son ligeros. Las corrientes tienden a forzar a cualquier material flotante en la zona de baja energía central de la espiral.  Existen pocas islas en que el material flotante puede playa. Por lo tanto, se queda allí en el giro, en cantidades asombrosas, se estima en seis kilos de plástico por cada kilo de plancton natural. El equivalente de un área del tamaño de Texas girando lentamente alrededor como un reloj. Este giro también ha sido llamado "el camino de la papelera de Asia", la "Papelera Vortex" o el "Eastern Garbage Patch". 
Pulsa para ver la animación

1 comentario:

miC. dijo...

El director Ramin Bahrani rodó un emotivo documental sobre el tema: narra el épico viaje de una bolsa de plástico (a la que da voz Werner Herzog) desde su nacimiento hasta esa gran acumulación denominada el Vortex del Atlántico Norte.

Intenso, emocionante y muy recomendable. Uno de los mejores cortometrajes que he visto en muchos años… http://deagosto.com/2010/04/16/plastic-bag/