Google+

14.3.10

Sociedad. Prohibido disfrutar

Otra incongruencia más de nuestros políticos, ésta vez en Barcelona, ¿os imagináis que le pongan una multa a Laird Hamilton por hacer su trabajo? ¿Acaso necesitamos que unos agentes de la autoridad estén vigilantes un día de tormenta para ver si alguien se le ocurre entrar al agua en una de esas pocas ocasiones que se puede disfrutar mientras había decenas de miles de personas en atascos monumentales debido a la fuerte nevada de días pasados? ¿porque no estaban ayudando a las personas que verdaderamente lo necesitaban? ¿será que es mas fácil recaudar unos miles de euros a costa de unos "desaprensivos" que se les ocurre disfrutar un poco?

Todo esto viene por la noticia aparecida estos días pasados recogida desde La Vanguardia...

¿Por qué en Barcelona cuando hay mala mar se prohíbe a los surfistas surfear? El pasado 9 de marzo, la Guardia Urbana impedía a algunos surfistas la entrada al agua, con la amenaza de sanción
El surfista para surfear necesita olas. 
Si hay olas es que hay mala mar y es cuando han de entrar en el agua. Es la diferencia entre un surfista y un bañista. ¿Por qué en Barcelona se izaron las banderas rojas para prohibir la entrada al agua a los surfistas? En el resto del mundo las banderas rojas son para los bañistas, pero no para los surfistas. ¿No habrá confundido el Ayuntamiento los dos conceptos? 
¿Por qué, de repente, tanto interés en protegernos? 
Una nueva prohibición para nuestra ciudad, una nueva fuente de ingresos para el Ayuntamiento (ocho sanciones a 1.100 euros cada una, 8.800 euros).

No hay comentarios: