Google+

11.5.10

Surf. Tipos de error en la tabla corta, de surflexiones

Desde surflexiones , traigo ésta entrada porque me parece muy buena, disecciona los diferentes tipos de errores comunes de la gente que surfea con tablas cortas. Buenísimo.


Andar en tabla corta es difícil. Hay un hecho que parece confirmar esta teoría y es la poca gente que realmente anda bien con mayúsculas, en tabla corta. La mayoría caemos en un nivel entre bajo y medio, donde un tubo, un buen floater o un giro potente y controlado suelen ser la excepción y no la regla. Si habitas en una categoría superior enhorabuena, pero yo diría que igual un 75 por ciento de la gente que entra en el agua (por no decir 80-90) estaría en ese nivel de la "plebe". Puede haber rompientes donde este promedio sea muy inferior (ej. en Meñakoz de 4 metros no creo que haya muchos principiantes e intermedios, por la cuenta que les trae!), pero en olas menos heavys predominamos los comunes (que no domingueros, ojo!), esa es mi experiencia al menos.
En el último baño me dio por analizar los errores comunes que cometemos los "tablicortos" (ahora que me había decidido a entrar con la tabla pro) y los enumero aquí en forma de estereotipos:

1) El portero de futbolín - dicese de aquel que surfea con la flexibilidad de un palo de escoba, desde el gemelo, pasando por el cuadriceps hasta llegar a espalda y cuello, todo el cuerpo forma una perfecta línea recta. El susodicho muestra una rigidez muscular tal que hace temer un rigor mortis en toda regla si no fuera por la posición vertical adoptada. En olas con un poco de dificultad este surfista suele caer cual saco de patatas inerte.
 
2) El jorobado de Notredame - Este tipo de surfista si que flexiona, pero solamente la parte superior del cuerpo. Esto hace que parezca el primo de Cuasimodo con neopreno. El doblar tanto el peso del tronco hacia adelante resulta en un precario equilibrio y casi siempre una caída de bruces.

 
3) El escuadras - Individuo que después de remar, baja la cara de la ola en línea recta dirección a la playa y de repente en vez de efectuar un bottom gradual y con forma curvilínea parece doblar la esquina de una calle, girando la tabla en ángulo recto de 90 grados (de ahí la escuadra) y trazando una línea recta ahora paralela a la ola sin subir ni bajar en la cara un ápice. Si se le ve surfear la ola al principio, medio o final de recorrido continua todavía a la misma altura en la ola y sin mover ni un canto, todo un ejemplo de constancia, si señor.

4) El Sid Vicious - o el crestas, pues este es su espacio natural en la ola. Al contrario que "el escuadras" este individuo desconoce lo que es un bottom turn ya que nunca a llegado a la zona baja de la ola. Rema las olas en paralelo, se pone de pies y ahí se queda en el tercio superior de la ola, sin poder beneficiarse de la velocidad que genera el subir y bajar por una pared vertical. Lleva las míticas high-lines de Derek Hynd en JBay a otro nivel, hasta sus últimás consecuencias. Por eso suele caer ipso facto por detrás de la ola, una vez esta le deja atrás a medida que el surfista pierde velocidad rápidamente.


5) El manco de Lepanto - Surfer que siempre se queda a una o dos brazadas de coger una buena ola porque rema la ola como si fuera un nadador manco, confiándose que la ola la va a llevar sola. Ha visto demásiados videos de Jordy y Kelly tirándose de cabeza a una ola bestial con solo media remada. Cuando la pierde suele soltar algún "mecaguen to" y dar un puñetazo al agua sin ver que es el mismo el que se lo ha buscado.




6) El molinillo - Este también pierde la ola, pero no por falta de entusiasmo. Mueve brazos y piernas a una velocidad prodigiosa, tipo dibujos animados del Correcaminos. Sin embargo lo hace con una eficiencia mínima, casi sin profundizar en la remada, sin equilibrar su peso en la tabla y oscilando de lado a lado con tanto movimiento desbordado.




7) El banderillero - Este se pasa la mayoría de la corrida mirando desde el burladero. Si se pone un poco grande nunca coge la ola en la zona de impacto del pico, cuando hay gente se auto justifica pensando que no quiere andar peleando la ola, pero también lo hace cuando no hay nadie ya que le da un poco rile tanta fuerza y prefiere coger la ola una vez lleva ya desarrollándose 200 metros, allá por la quinta y última sección. Consecuencia: olas cortas y eso cuando le llevan porque para entonces ya han perdido todo el fuelle.



8) El recogedor de perlas - Este es un poco lo contrario, se tira de lo que sea. Sin ningún tipo de análisis, ni lectura de la ola cuando esta claro va a ser un cerrote total, o poniéndose tan adentro en el pico que ni un Mick Fanning inspirado sobrepasaría la primera sección. Así frecuentemente joribia la ola a los prójimos que se encuentran mejor colocados. Con ese nivel bajo-medio y ese exceso de huevos y carencia de neuronas solo significan una cosa; que cada intento de bajada resulta en un viaje turbo-propulsado hacia el fondo marino, cual recogedor de perlas filipino rebuscando en un profundo coral.

9) El flamenco - este ni gira, ni sube, ni baja, ni nada de nada, solo taconea. No utiliza esta herramienta como un recurso para ganar velocidad (fijaos, aunque vaya follado sigue bombeando) si no como un fin , como si se tratase de una maniobra radical. Para colmo no bombea de forma fluida, lo cual si que puede generar aceleración, pero al contrario suele perder velocidad pues se trata de un pisoteo a destiempo que parece emular los movimientos de un orangutan en celo en una selva tropical.


10) El blogero - (esta va por mi, no se como funcionan otros)- Individuo que pierde el tiempo en el agua pensando en sandeces y material para entradas en su blog, con la consecuente falta absoluta de concentración en lo que esta haciendo cuando surfea, resultando en numerosos despistes a la hora de ver las olas venir, colocarse en el pico, o la posibilidad de mejorar su mermada técnica surfística.

Habrá muchos más por ahí, seguro se os ocurre alguno que me he dejado.

Visto en
http://surflexiones.blogspot.com/

No hay comentarios: