Google+

11.11.10

Iconos del surf. Huntington Beach Pier

Aprovechando ésta estupenda noticia de Clarin que reproduzco en su totalidad, añado otro de los iconos del surf, el muelle de  Huntington Beach Pier, lugar que a vivido sin duda días magníficos dedicados al surf y la arena de su playa ha sido pisada por multitudes de surfers. Sobre la legendaria costa californiana, Huntington Beach es un pueblo temático dedicado a este deporte.



La ciudad del surf, Costa sur de California. El sonido del fuerte oleaje se mezcla con un tema de los Red Hot Chilli Peppers. En una mesa de bar en la vereda del sol, dos rubios vestidos de tobillos a cuello con trajes de neopreno brindan con chops de cerveza helada. A unos metros, tablas coloridas asoman de ventanillas de camionetas Hammer y vehículos 4x4 que desfilan por la calle cual modelos top por una pasarela. 
Tatuajes, pieles doradas, sonrisas jóvenes, cuerpos esbeltos y pies descalzos pasan sin solución de continuidad por el campo visual. No hay dudas: esto es Huntington Beach, la Ciudad del Surf, donde todos buscan, además de buenas olas, ver y ser vistos.

Un pueblo temático, la Main Street nace en el muelle más largo de California (el Huntington Beach Pier, mirador por excelencia de los surfistas en acción, se interna 550 metros en el mar) y resulta un caleidoscópico muestrario de la cultura surf. Negocios de ropa esponsoredas por las grandes marcas de este deporte -hay vidrieras enteras que sólo dicen O'Neill, Billabong o Reef, bares, restaurantes, murales, tiendas de souvenires y hasta un museo especializado se suceden en este pueblo temático que recibe más de ocho millones de visitantes al año.


Con olas más que aptas, la amplísima playa de Huntington tiene 5,5 kilómetros de extensión y es sede de los principales campeonatos internacionales de surf y wakeboard, como el Abierto de Estados Unidos de Surf.



El primer paseo obligado en la meca del surf es una caminata por el "Surfing Walk of Fame", que emula al glamoroso Paseo de las Estrellas de la cercana Hollywood. Quien nos guía por este derrotero de nombres inmortalizados en la acera de la Main Street es el campeón de surf de 1976, Pete "PT" Townend, australiano que tiene su propia placa en el paseo. Cuenta que desde 1994, cada año, un comité internacional de 80 notables de la industria del surf elige candidatos para seis categorías: cultura surf, héroe local, pionero del surf, campeón de surf, Mujer del Año y Lista de Honor. Los elegidos reciben una piedra de granito con su nombre, grabada en la vereda de Jack's Surfboard. Cada año, la ceremonia se realiza en el marco del Abierto de Surf.

Entre los "inmortalizados" se ve el nombre de Duke Kahanamoku, el Padre del Surf. Una estatua de bronce de tamaño natural también recuerda al creador del surf moderno en el cercano Hall de la Fama, réplica del que se aprecia en el Teatro Chino de Hollywood. Aquí, quienes dejan sus huellas y firmas impresas en cemento son destacados surfistas de todo el mundo.

Otra visita obligada en Huntington Beach es el Museo Internacional de Surf. Tablas de distintas épocas, álbumes de los Beach Boys (banda emblemática del surf pop, cuyo tema "Surfing, grabado en 1962, es considerado el primer tema dedicado al surf); afiches de películas históricas, como "The Endless Summer" (1964). Además, trofeos, indumentaria y recuerdos de todo tipo.

En el 306 de la Pacific Coast Highway, en 1926 abrió sus puertas el sitio más memorable de la ciudad: The Golden Bear, legendario club nocturno donde tocaron los más grandes músicos del rock y del pop estadounidenses. Los locales aún recuerdan conciertos de Jimmy Hendrix, Neil Young, Tom Waits y Van Halen, entre otros pesos pesados. En 1986 el lugar fue demolido por no contar con la seguridad edilicia necesaria ante un terremoto.



"Si el surf es rock, el wakeboard es jazz", dice metafóricamente PT Townend intentando diferenciar dos deportes que utilizan distintas tablas. Nosotros, simples bañistas, hacemos un esfuerzo para captar la sutileza. Lo cierto es que con tablas largas o cortas, los surfistas vistos desde el muelle son figuras únicas. Cabalgan en silencio la bravura del Pacífico, se contornean en una danza íntima con la ola y llegan airosos o derrotados a la costa, siempre abrazados a sus fieles barcos de fibra de vidrio. Y una no puede menos que envidiar ese sensual dominio del mar. En esa playa dorada, bajo ese sol que es ahora una colosal naranja, en este rincón del planeta donde la vida parece ser tan plácida y amable.
Noticia de Clarin.com
Webcam de Huntintong Beach  http://www.hbcams.com/cam1.html

No hay comentarios: