Google+

20.6.11

Personajes | Ueli Steck, un soul surfer de las montañas

Ueli Steck, nacido en 1976 en Suiza, carpintero de formación y uno de los escaladores extremos más conocidos del mundo.

En opinión de Steck, en la montaña la rapidez es seguridad “y, sobre todo, pureza de estilo”. Un estilo que choca frontalmente con la mayoría de ascensiones que se producen en los ochomiles. Ascensiones por las facilonas rutas normales, carentes de la menor dificultad y soportadas por toda clase de medios y apoyos, como cuerdas fijas, oxígeno y potentes equipos de sherpas. Una manera de subir montañas que está más cercana al turismo que al reto deportivo.



Frente a ello, Ueli Steck conocido como The Swiss Machine , opone rapidez, austeridad de medios y preparación absoluta. Como en tantas otras cosas, en el alpinismo las comparaciones resultan odiosas, pero los datos corroboran la clase con que el suizo realiza sus ascensiones. Esta escalada sólo ha sido posible por su estilo, al ser realizada una ventana de buen tiempo de día y medio. Poco más de lo que empleo en su meteórico viaje campamento base-cima-campamento base: 20 horas y al primer intento.

Algo imposible para lo que nos tienen acostumbrados los ochomilistas. Edurne Pasaban, por ejemplo, para subir por la ruta normal de esta montaña necesitó el año pasado tres semanas de asedio, apoyada por un fuerte equipo y después de cuatro intentonas fallidas en temporadas anteriores.

Todo lo contrario que los logros de Steck, que han elevado los límites del alpinismo hasta extremos impensables. 
 
En su mochila están las ascensiones más meteóricas de las “Tres Caras Nortes”, las tres paredes más difíciles y peligrosas de los Alpes: Cervino, Grandes Jorasses y Eiger.

Sus horarios lo dicen todo. La primera, 1.200 metros de desnivel, 1 hora 56 minutos. La segunda, misma longitud, pero mayor dificultad, 2 horas 21 minutos. La tercera, 3.800 metros de recorrido, 2 horas 47:33. Los horarios habituales son de dos días de escalada con un vivac intermedio en la pared.






Para finalizar una historia de compañerismo y amistad sin limites, protagonista, Iñaki Ochoa, alpinista vasco que falleció en 2008, el Annapurna

Ueli Steck fue el único en llegar hasta donde se encontraba Iñaki Ochoa, en el Annapurna, donde su vida se helo para siempre. Os dejo el documental sobre el rescate que realizaron en Informe Robinson.


No hay comentarios: